FORMACIÓN INTELECTUAL

Los seminaristas, que están llamados a comprometerse seriamente en el estudio, en la preparación de los exámenes y en la progresión hacia los diferentes grados académicos, reciben una formación rigurosa y cualificada, dotada de sólidos fundamentos gracias al estudio de la filosofía y la teología, dándose prioridad al conocimiento de las Sagradas Escrituras, de los Padres de la Iglesia y de la Liturgia.

Para los cursos fundamentales, los seminaristas frecuentan la Escuela filosófica y teológica del seminario mayor “Notre Dame” de Namur: el Studium Notre-Dame.